Derechos de televisación, merchandising, entradas, gastos en hotelería, comida, entre otros, son los medios por los cuales la capital británica esperaba que llegaran los ingresos económicos durante las dos semanas en las que se disputarían los Juegos Olímpicos en su trigésima edición. El alcalde de la capital británica, Boris Johnson dijo en conferencia de prensa junto con el presidente del Comité Olímpico Organizador de los Juegos, Sebastian Coe que Londres 2012 fue un evento memorable que será muy difícil de superar. Pero el verdadero anuncio que tenía para dar Johnson tenía que ver con el balance económico que le dejaron los Juegos. Oficialmente la ciudad de Londres recibirá una ganancia por 16.300 millones de euros.