DISPARO SÓNICO LONDRES 2012

Aún en el día de la fecha, el comité organizador de los Juegos Olímpicos sigue barajando lo que serían nuevas medidas de defensa durante el desarrollo del evento. Tal como dicen portavoces del comité, el poder asegurar una completa seguridad tanto para los espectadores como los deportistas, es el factor de mayor importancia dentro de la organización de los Juegos. Sin embargo, algunas medidas sorprenden al público, pareciendo provenir de cine de ciencia ficción. El ministerio de Defensa británico en conjunto con el comité organizador, autorizó la presencia de un “arma sónica” durante la celebración de los Juegos Olímpicos. Para apaciguar al público, habiendo recibido el comité organizador cartas de muchos individuos preocupados por el uso de tal recurso, se harán declaraciones en el día de la fecha respecto al funcionamiento de este aparato.

Procedencia del arma sónica

El dispositivo fue fabricado en centros de investigación científica militar de Estados Unidos. Formalmente, el nombre del mismo vendría a ser “Dispositivo Acústico de Largo Alcance (LRAD, por sus siglas en inglés). Este tipo de aparato se viene desarrollando en USA hace ya más de una década, aunque destacan que continuamente se realizan nuevas investigaciones para ir mejorando su funcionamiento. Si bien la función principal es la de emitir mensajes verbales a larga distancia, el uso por el que se lo suele conocer más es la provocación de dolor en la escucha del receptor, al poder emitir sonidos diseñados para detener al que escucha. Con detener se refiere a afectarlo al punto que no pueda moverse.

Transportación al suelo británico:

El aparato fue transportado a suelo Inglés en el correr de la anterior semana por equipos militares altamente protegidos. Un aparato de esta índole debe ser tratado con las mayores de las precauciones, teniendo en cuenta tanto el precio como los usos que podrían dársele en el caso de un extravío o directamente robo. Para transportar el aparato se realizó un esfuerzo conjunto entre las fuerzas armadas de Estados Unidos y las británicas, para asegurar la máxima seguridad. En el correr de esta semana se pudo observar el aparato en el Támesis, donde desembarcaría. El dispositivo es conocido por sus dimensiones considerables, lo que hace cada intención de transportarlo un trabajo bastante complicado, habiendo que preparar muchas cosas a la hora de moverlo ya sean largas o cortas distancias. Reiteran igual autoridades del comité organizador de los Juegos Olímpicos que constantemente el dispositivo es vigilado por un grupo altamente entrenado de militares, preparados para cualquier clase de posible infortunio.

Utilización práctica:

Si bien el uso del dispositivo es principalmente la transmisión de mensajes verbales a largas distancias, el motivo práctico por el que se lo incluyó ente las medidas de seguridad es el control de disturbios.

En el caso de ocurrir alguna clase de evento que asustara al público al punto de poner tanto su propia seguridad, como la de los deportistas en riesgo, el aparato se pondrá en modo “megáfono alto” para controlar el área de los recintos olímpicos donde hayan problemas. La disposición del aparato le permite una direccionalidad importante, al poder apuntarse la onda sónica a lugares sumamente concretos, de manera de poder controlar de forma ordenada y ágil el lugar donde hayan problemas. No hay que olvidar también la presencia de las fuerzas militares británicas, que se encontrarán protegiendo el lugar durante todo el desarrollo de los Juegos Olímpicos, contando estas con armas convencionales.

Solo nos queda pensar, primero misiles, ahora armas sónicas, ¿con que nos sorprenderán la próxima vez?